3 consejos para hacer anuncios digitales efectivos

  • 02 NOVIEMBRE 2020
  • De Erick Arellano

Las campañas de anuncios digitales son uno de los mejores medios para dar a conocer los productos y servicios de tu empresa o negocio. Y hoy en día, debido a la pandemia, son una buena opción para mantener contacto con tus potenciales clientes y consumidores.

Para aprovechar todo lo que te ofrecen las campañas de publicidad digital es indispensable que conozcas sus pormenores y sobre todo cómo hacer anuncios digitales verdaderamente efectivos. Es por eso que ahora te ofrezco 3 consejos básicos que tienes que saber para proyectar anuncios digitales que te ayuden a posicionarte y crecer. 
 

1. La publicidad digital no es igual a la publicidad tradicional

Lo primero que tienes que saber es que la publicidad digital es diferente de la publicidad tradicional, tanto en sus recursos como en sus objetivos. La diferencia más importante es la precisión.

Los anuncios tradicionales se instalan o transmiten con la intención de que los vea el mayor número de personas. Como no se puede saber quienes verán un anuncio, la mejor apuesta es que llegue a todos. Entre más alcance tenga un anuncio es más probable que llegue a su público ideal.

Los anuncios digitales ya no funcionan así. En internet no es indispensable que un anuncio llegue al mayor número de gente posible sino que llegue al público objetivo que se fija de antemano y que tiene más posibilidad de consumir tal producto o servicio. La efectividad de los anuncios digitales ya no recae en su alcance sino en su precisión.

2Los anuncios digitales efectivos dependen de tu segmentación

¿Cómo hacer anuncios digitales precisos? Cada anuncio que hagas tienes que planearlo a profundidad. Debes considerar el mensaje, las plataformas donde lo difundiras y, por supuesto, la audiencia a la que va dirigido el anuncio.

Para definir cada uno de estos elementos necesitas aplicar una segmentación, esto significa que tienes que emprender un proceso de aprendizaje sobre la audiencia a la que quieres llegar y también sobre las plataformas donde puedes poner tus anuncios.

No es lo mismo hacer una campaña de anuncios en un motor de búsqueda como Google que emprenderla en las redes sociales más populares, como Facebook o Instagram. El contenido que precisa cada canal es diferente y las audiencias a las que puedes llegar también son distintas.

Toda segmentación empieza con dos preguntas: ¿Cuál es el público al que quieres llegar? ¿Qué plataforma te permitirá llegar más fácilmente a ese público? Ahora más que nunca se puede conocer al público que está detrás de la pantalla, sus intereses, sus búsquedas en la red y sus hábitos de consumo. 

3. Proyecta anuncios interesantes y visualmente coherentes

Uno de los pasos más difíciles para las empresas es empezar a imaginar y proyectar sus primeros anuncios. Para superar este obstáculo lo más recomendable es que vuelvas a la historia de tu empresa o negocio ¿Qué servicios o productos ofreces y qué soluciones brindan estos a la gente? Los anuncios digitales no necesariamente deben ser impresionantes, a veces basta con que muestren los beneficios que le ofreces a la gente, lo que podría despertar su interés.

Otro de los consejos para los que van empezando es que proyecten anuncios con coherencia visual, esto implica utilizar elementos visuales que hagan más fácilmente identificables tus anuncios, especialmente para las redes sociales. Sea un logotipo, una mascota, una fuente o una gama de colores, valerte de elementos visuales para todos tus anuncios los hará más efectivos y podrás posicionar una imagen de marca más reconocible y hasta entrañable.

Espero que con estos 3 consejos comprendas mejor el funcionamiento de los anuncios digitales y te ayuden al momento de querer emprender tu propia campaña. Ahora que las empresas están dando el salto al mundo digital como en ningún otro momento, es momento de conocer todas sus posibilidades para aprovecharlas al máximo.

 

         Share


Acerca del autor

Erick Arellano

Historiador de profesión e investigador en general, con la pretensión de convertirme en un curador de contenidos. Buscador y traficante de libros en mis tiempos libres. Tengo la confianza de que la comprensión de la vida humana solo se puede lograr estudiando el mundo virtual en el que ahora se desarrolla.